El proyecto ha sido probado con éxito en 300 alumnos de entre 8 y 12 años de dos escuelas de Barcelona y Lleida. Podría salir al mercado el próximo invierno. Aunque su promotor ha explicado que lo presentará al Departamento de Enseñanza de la Generalitat por si lo quiere implementar.

«Se trata de hacer este ejercicio con el programa de realidad virtual y un detector de movimientos cinco minutos al día. Antes de ir a la escuela, como un calentamiento antes de un partido de fútbol.», Ha dicho a Efe Cerón.

En las pruebas se ha hecho en menores con dislexia o trastornos por déficit de atención. Ha comprobado que si se ejercitan cinco minutos por la mañana antes de acudir a las clases. En dos semanas mejoran un 40 %su capacidad, comprensión y velocidad lectora.

Según algunos estudios, un 12 % de los estudiantes tienen problemas de capacidad lectora. Un 7 % sufren trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Cerón ha explicado que el programa, que funciona como un juego y lleva un detector de movimiento del tamaño de un mechero. Propone al niño una serie de acciones que primero provoca que mueva los ojos de una manera determinada. Porque «muchas veces, en los niños, la musculatura ocular no está suficientemente fortalecida. Esto puede causar dificultades en la lectura».

El juego invita también a mover los brazos y coordinar estos movimientos con los de los ojos. Mientras, el niño debe leer las palabras que salen en la pantalla. Y recitarlas en voz alta para centrar su atención.

Ejercicios matinales con realidad virtual para el aprendizaje

El programa también obliga al estudiante «a mirar a izquierda y derecha. Así hace musculación ocular para que la visión empiece a trabajar. También hace levantar un brazo. Los dos o mover una mano, para estimular la coordinación», ha detallado el docente. Que es profesor en la escuela pública Ponent de Terrassa (Barcelona).

El programa está pensado para menores que tienen problemas de aprendizaje. También a los que padecen discalculia (problema para hacer cálculos) o lateralidad cruzada.

Cerón ha contado con la colaboración de expertos de la Universidad de Lleida (UdL). Ha basado su idea en ejercicios de estimulación cognitiva que los neurólogos hace tiempo que recomiendan para mejorar la atención o la memoria.

Se trata, según Cerón, de ejercicios que activan el cerebelo. Que a su vez activa varias zonas de la corteza cerebral. «Pero queríamos que dejaran de ser ejercicios repetitivos y aburridos».


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

en_USEN
es_ESES en_USEN