La realidad virtual se ha convertido en los últimos años en una interesante oportunidad de negocio. Sobre todo para las principales empresas de desarrollo de videojuegos. Tanto por la novedad del sistema como por las posibilidades que ofrece. 

Sony comercializa su set Playstation VR desde hace casi dos años, mientras que para PC, las Oculus Rift. Las HTC Vive ya llevan en el mercado cerca de tres años. Xbox, la otra gran plataforma de videojuegos de sobremesa. El chief marketing officer de Microsoft, Mike Nichols, informó el pasado mes de junio. La compañía no tenía ningún plan de lanzar unas gafas de realidad virtual para su consola.

Microsoft paraliza su avanece con la realidad virtual

Según fuentes del medio tecnológico CNET, Microsoft estaba ocultando el desarrollo de un set de realidad virtual para Xbox One. Pero lo más interesante no es eso. Sino que el proyecto ha sido temporalmente paralizado. Se espera que la tecnología avance más para estar a la altura de lo que tienen en mente los desarrolladores de Microsoft. Desde hace años, la empresa ha estado buscando activamente partners. Querían desarrollar juegos para el supuesto set VR de Xbox. Aunque, según la información de CNET, no era capaz de alcanzar la resolución de las Oculus Rift. Ni de las HTC Vive.  

Todos estos datos cobran mucho sentido. La Xbox One X, la consola más potente de Microsoft, fue desarrollada con la realidad virtual. Sin embargo, no llegó a alcanzar el mínimo de calidad que la compañía quería. Ni por software ni por hardware, con excesivos y gruesos cables para funcionar. Ante este problema, el elevado precio de las opciones que permiten eliminar los cables para convertir en inalámbrica la conexión. Muchas veces sobrepasa el precio de las propias gafas. No ha sido considerado como una solución viable por el momento. Pero desde Microsoft sí que quieren hacer uso de ella cuando su precio baje.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES
en_USEN es_ESES