Por mucho que PlayStation VR haya colocado tres millones de unidades, los visores de realidad virtual están resultando una anécdota. Así, hay quien piensa en usos distintos del ocio electrónico. Esperanzado en que los usuarios sientan atracción por la tecnología.

Walmart, la cadena de grandes almacenes estadounidense, ha patentado lo que describe como un supermercado en realidad virtual. Una vez enfundado el casco, el cliente puede caminar por los pasillos del establecimiento. Coger productos de las estanterías, examinarlos y depositarlos en su cesta de la compra. Un proceso quizás farragoso en comparación al resto de comercios en línea. Pero sin duda cercano a la experiencia real.

La patente de marras obecede a la adquisición de la startup Spatialand, el pasado febrero. La tecnología de la empresa permitió a Walmart recrear un apartamento copado de productos. De forma que el usuario pudiese acceder a sus respectivas páginas de venta.

Supermercados en realidad virtual

Respecto a los supermercados del futuro, otras opciones pasan por la realidad aumentada. Sin ir más lejos, las aplicaciones móviles de Amazon e IKEA permiten superponer su catálogo en nuestro hogar (para comprobar si un sofá cabe en el salón, por ejemplo). Algunos hipermercados trabajan también para desplegar etiquetas de precios o información nutricional en nuestro smartphone. Previo escaneo de códigos de barras o QR.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES
en_USEN es_ESES